El objetivo es disminuir la huella por unidad producida año a año, pero aquello que no se pueda reducir y que efectivamente generemos cada período, lo compensaremos con plantaciones de árboles. Desde luleå queremos intentar eliminar nuestro impacto total generado, desde el año 2016.

¿Qué es la huella de carbono?

El rastro de gases de efecto invernadero (GEI) que dejan las actividades humanas se conoce como huella de carbono. Este indicador ambiental mide tanto las emisiones directas como indirectas de compuestos como el metano, el óxido de nitrógeno y, sobre todo, el más abundante y que más ha contribuido al calentamiento global desde 1990: el dióxido de carbono (CO2).

Es decir, la huella de carbono es la suma de las emisiones de Gases de Efectos Invernaderos (GEI), generadas por una persona, empresa o evento durante un tiempo determinado.

¿Para qué conocer nuestra huella de carbono?

Al igual que las personas, las entidades también realizan actividades que producen gases de efecto invernadero como, por ejemplo, durante la fabricación, el transporte o el consumo energético. La huella de carbono corporativa mide todas las emisiones GEI de las empresas y su alcance, tanto si son directas y pueden controlarlas como si no.

Conocer la huella de carbono personal u organizativa es útil por las siguientes razones:

• sirve para identificar las emisiones GEI y reducirlas

• permite poner en valor el desempeño ambiental de una organización a nivel de comunicación corporativa

• puede utilizarse como herramienta divulgativa para sensibilizar sobre el coste ambiental

• es una herramienta efectiva para la gestión ambiental y energética.

¿Cuáles son los datos necesarios para poder calcular la huella de carbono?

En el año 2019 medimos nuestra huella de carbono con la organización Seamos Bosques. Para hacerlo, una vez finalizado el año, reunimos la información para que ellos puedan realizar los cálculos.

Cuáles son los datos necesarios para poder calcular la huella de carbono?

• Los que provienen de fuentes que son propiedad o son controladas por la empresa.

• Los asociados al consumo de electricidad y/o vapor generados por terceros.

• Los que no son de propiedad ni están controladas por la empresa

A partir de estos datos, podremos saber cuál es la emisión total producida por luleå.

El objetivo es disminuir la huella por unidad producida año a año, pero aquello que no se pueda reducir y que efectivamente generemos cada período, lo compensaremos con plantaciones de árboles y contribuyendo a la regeneración ecosistémica.

Podés encontrar un mapa e imagenes del proceso que hacemos junto a Bayka en https://www.bayka.com.ar/lulea desde nuestros inicios.

No se trata de reducir el impacto únicamente, sino de repensar nuestras relaciones

Desde luleå queremos intentar eliminar nuestro impacto total generado, desde el año 2016 (que es cuando comenzamos a registrar los datos de unidades producidas).

blog

blog

0