Publicado el 19/06/2021

Cómo potenciar tu bienestar

¿Sabias que el Bienestar es educable? ¿Te gustaría tener esa llave que abra la puerta detrás de la cual se esconde tu felicidad? Te cuento un secreto: la llave la tenés vos y es solo cuestión de animarse a usarla.

Si bien para cada uno el origen de la felicidad es distinto, todos tenemos un común denominador y es que para poder destrabar esos niveles de felicidad a los que aspiramos, tenemos que hacer cosas que nos hagan bien. 

Suena bastante fácil, ¿no?. Sin embargo, no se imaginan la cantidad de consultas en las que se escucha ” no tengo tiempo” , ” no llegue” , ” me tuve que quedar más tiempo en el trabajo” , ” ¿Cuándo querés que lo haga?” .

¿Por qué será que nos cuesta tanto entonces habilitar espacios de disfrute? 

En nuestra sociedad cada vez más se nos exige ser super productivos, ser multi tasker profesional. Esto a veces aparece en detrimento de realmente estar presente en las actividades que nos hacen bien al alma y al corazón . Esto hace que corramos sin saber hacia dónde, como si fuese una carrera loca y no nos damos cuenta de estar y ser. Y disfrutar. Esto hace que vivamos para trabajar y no que trabajemos para vivir. Esto hace que sintamos que sobrevivimos cuando realmente se trata de vivir. Entonces te pregunto, ¿ cómo queres vivir?.

Haciendo un poco de historia 

El programa de Fordyce en los años 80, pionero en el auge de la psicología positiva, demostró a través de intervenciones dirigidas y evaluadas de forma empírica, que el bienestar es de hecho educable. Lo que hizo fue plantear tres programas diferentes.

  1. Educativo: Consistía en psicoeducar a los participantes respecto de cómo llevar una vida sana, feliz.
  2. Fundamental: Se enseñaron 9 actividades para incrementar la felicidad y se les pedía a los participantes que eligieran 3 para aplicarlas en cada día.
  3. Actividades: Se ayudó a los participantes a pesar que actividades los hacía felices identificando. 1- Que actividades normalmente los harían felices. 2- Que pudieran hacer en su día a día. 3- A las que actualmente no le dedicaban tiempo.

Al terminar su experiencia su conclusión fue que para incrementar el bienestar se requería una actividad intencional sostenida, mientras que la intervención exclusivamente informativa no parecía tener efectos. 

Con esta información tan teórica lo que me interesa transmitir es que hace falta ACTUAR para generar cambios y que de hecho, hay mucho que uno puede hacer para sentirse no sólo bien sino que mejor.  Este estudio demostró que si queremos aumentar nuestra sensación de bienestar basta con comenzar a habilitarnos espacios de disfrute, de satisfacción y poder sostenerlos en el tiempo. 

Yo le agregaria que no solo comencemos a registrar lo que nos hace bien, sino que al hacerlo, estemos ahi presentes, sonriendo y agradecidos con nosotros mismos por habernos regalado ese momento y simplemente estar.

 A mis pacientes suelo decirles : pequeños grandes pasos. Elijan algo chiquito que puedan hacer todos los días y SOSTENGANLO.

Lic. Samantha Gramajo MN 55106

.

Seguila a Samantha en su cuenta de Instagram @metodosam

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Samantha Gramajo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0