Publicado el 26/11/2019

Hatha Yoga: Sobre Sofi instructora de Argentina

Hatha Yoga Sofi

Entrevista a Sofía Cantarini (instructora de Hatha Yoga)

La siguiente invitada de nuestra serie de reportajes a embajadorxs de luleå y otras personalidades del Yoga es la instructora de Hatha Yoga y embajadora, Sofía Cantarini.  Conocé más sobre su método, historia, motivación y qué opinan sobre la Ropa para Yoga de luleå .

Nos gustaría que nos escribas con más preguntas para ella o cualquiera de nuestrxs embajadorxs y si querés contarnos sobre tu experiencia con la práctica y con la Ropa de Yoga de luleå , más que bienvenidx!

• ¿Cómo te acercaste al Yoga?

Empecé a practicar como una actividad familiar. Con mi madre, mi abuela y mi hermana. Mi abuela había visto en la televisión una entrevista a Ariel Micheletto y empezamos a tomar clases con él.  Ibamos a practicar Yoga todos los viernes a la noche. Es uno de los recuerdos más lindos de mi infancia.

• ¿Cuándo sentiste que querías instruirte en la práctica de Hatha Yoga? ¿Cómo fue?

Fue muy orgánico. En el último semestre de mi colegio secundario empecé a tomar clases de Hatha Yoga en la fundación Hastinapura, también me incorporé a unos cursos de filosofía y ética que ofrecían y al año siguiente se abrió el profesorado y lo ví  como una posibilidad para tomar más clases y más cursos sin mucha más pretensión. A medida que fue pasando el tiempo me animé a dar clases y abrí algunos horarios. Así, muy de a poco fue ganando terreno en todos los ámbitos de mi vida.

• ¿Cuáles fueron los primeros cambios que notaste?

Me empecé a sentir cada vez mejor, no tanto a nivel físico ya que en ese momento era muy joven y la verdad es que no padecía de grandes molestias o dolores. El cambio que noté fue más bien de índole mental, espiritual. Me dio una herramienta para poder sentir una intensa paz. Algo que sí había experimentado previamente, pero de forma espontánea. Esto me ofrecía una técnica, un camino para acceder y proveerme a mí misma de espacios de silencio, de entrega e intensa conexión con eso que no sabía cómo llamarlo, pero que me recargarba, me reconfiguraba la mirada de mí misma y del mundo.

• ¿Cómo repercutió la práctica en otros ámbitos y rutinas de tu vida?

La práctica tuvo diferentes dimensiones en mi vida a lo largo de este tiempo. A veces tomó un espacio protagónico, otras veces se convirtió en un complemento, un sostén para poder hacer otras cosas. Pero sin duda los “descubrimientos” que hice en el espacio de la práctica transformaron toda mi persona. Todo lo que hago por fuera de la práctica está super influenciado por la misma, me dió un espacio y una herramienta que me brindan una vuelta a mí, a mi eje y a un espacio de seguridad y confianza en mí misma y en la vida entera.

• ¿Por qué recomendarías la práctica diaria de Yoga?

La recomendaría al igual que recomendaría cepillarse los dientes o bañarse. La práctica opera como una herramienta higiénica. Necesitamos limpiarnos en todos los sentidos y eso es lo que hacemos al practicar, nos limpiamos de todas las tensiones y pensamientos que son innecesarios. Por eso, aunque sean diez minutos recomiendo encontrarse con el mat todos los días.

• ¿Cuál es la postura que más disfrutas? ¿Hay alguna que haya provocado un quiebre en tu práctica? ¿Por qué?

Disfruto mucho de las torsiones y de las flexiones anteriores. Y Adho Mukha me resulta la postura más cómoda del mundo, también las invertidas me dan mucha calma. Me cuestan muchísimo las posturas de retroflexión y los equilibrios de manos como Bakasana o Adho Mukha Vrksasana. Pero no siento que haya habido una postura en sí que haya generado un quiebre. Con algunas posturas tuve un arco de evolución, otras siempre se me dieron fácil y muchas me resultan aún un desafío tremendo.

• ¿Qué consejos darías a un alumno o colega si quiere abandonar la práctica?

Me resulta muy difícil pensar en alguien que decida conscientemente dejar esto. Creo que lo más frecuente es soltar o alejarse de la práctica de a poco por circunstancias de la vida, tiempo, complicaciones o alguna situación física. Y en general nos damos cuenta que nos alejamos cuando algo en nosotros pasa factura, un dolor o algún tipo de estrés mental o emocional. Pero así como estoy absolutamente convencida de que esta práctica es magnífica, también entiendo que el Yoga puede no resultar para todo el mundo o para toda la vida. Lo que sí aconsejo es que no se pierda el espacio personal de búsqueda y autoconocimiento, sea en el ámbito que sea, porque si se mantiene ese registro fino sobre uno mismo, cuando aparece la sed de practicar uno lo nota rápidamente y la vuelta a ella sucede de una forma u otra.

• ¿Qué pensas sobre el aporte de luleå a la comunidad Yogui?

Siento que luleå está aportando mucho a crear y fortalecer la comunidad Yogui.  Crear redes entre nosotros fortalece la expansión de la disciplina y creo que luleå nos está posibilitando espacios para poder generar encuentros y lazos que operen a favor de todos.

• ¿Cuál es tu prenda luleå favorita? ¿Por qué?

Los Short Ashtanga Supplex me encantan! Me resultan la prenda ideal para practicar. Tambien me gustan mucho los Top O Supplex . Los uso practique o no. De hecho ya no uso corpiños, solo tops y la verdad que todos son de luleå  (jaja soy fan, sí).

• ¿Qué resaltás de la Indumentaria para Yoga de luleå ?

Las telas que usan. Más allá de los estampados que también me gustan, la calidad de la tela es lo que más destaco, ninguna de las telas me genera ningún tipo de molestia y eso que soy bastante quisquillosa con eso. Son todos géneros suaves que permiten que la piel respire.

Muchas gracias Sofi por tu tiempo y por estar siempre con luleå !

 

Conocé más sobre Sofía en su web.

Comprar ropa para yoga luleå en nuestra Tienda: Shop

Publicado por luleå

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0