Publicado el 11/07/2021

Los gunas y los ciclos naturales

Lautaro Burket nos propone observar nuestra práctica en relación a los ciclos naturales, y explica la importancia de trascender la influencia de los gunas.

Los ciclos y el Ashtanga Yoga

            Aparece el sol. Comienza el día. Se sostiene unas horas arriba, visible, el sol. Luego comienza a esconderse, a declinar. Aparece la luna. Se sostiene unas horas arriba, visible. Luego comienza a esconderse, a declinar. Aparece el sol nuevamente.

            Ese ciclo vital, ese movimiento constante, me hace pensar en la práctica de Ashtanga yoga. Iniciamos la serie con los saludos al sol —Surya Namaskar— y antes de terminar la práctica en savasana, hacemos otro saludo al sol. Es decir, completamos un círculo: empezamos y terminamos nuestro recorrido justamente del mismo modo, entramos en un ciclo de apertura y cierre, apertura y cierre…

            La práctica de Ashtanga Yoga nos propone atravesar una secuencia que siempre es la misma, (más allá de que gradualmente se vayan agregando más posturas) lo cual genera la idea de un ciclo natural. Es una dinámica recurrente que debemos transitar de manera completa, sin atajos: no podemos “detenernos” en las posturas que nos resultan cómodas y agradables y tampoco podemos “esquivar” aquellas que nos producen cierta incomodidad o que son más desafiantes para nuestro cuerpo y nuestra mente.

            La naturaleza se compone de ciclos: el ir y venir de las olas en el océano, nuestra inhalación y nuestra exhalación en constante movimiento, el tránsito de las estaciones: primavera, verano, otoño, invierno, etcétera. Todos estos movimientos son impermanentes: ninguno es eterno, todos aparecen y desaparecen irremediablemente.  

             También en nuestro interior experimentamos ciclos: momentos de mayor vitalidad, energía, fuerza, y momentos de decaimiento, inercia, desgano, así como también, a veces, momentos de equilibrio, claridad, dicha.

            La práctica de Ashtanga enseña a trascender esos movimientos energéticos que llevamos dentro en diversas proporciones, los cuales, según la filosofía hindú se denominan gunas. Si logramos colocarnos más allá de los gunas, es decir, si podemos actuar y cumplir nuestro deber sin contemplar esos aspectos cambiantes de nuestra naturaleza, vamos a poder realizarnos espiritualmente.

            En el Bhagavad Gita o “Canto del señor”, donde se relata el famoso diálogo entre Arjuna y Krishna, Krishna menciona la influencia de los gunas:

            “El universo de los Vedas está sometido al poder de las tres Gunas. ¡Oh Arjuna! Elévate de tu penosa condición y líbrate de esas dominantes condiciones; permanece firme y determinado en el campo de la verdad, que está vigente más allá de todos los pares de opuestos.”

            Dicho de otro modo, el esfuerzo físico y mental que realizamos en la práctica de yoga nos permite captarno a través del pensamiento sino mediante la experiencia— que está en nuestra naturaleza experimentar las fluctuaciones de los gunas; sin embargo, como dice Krishna, debemos asumir el desafío de dejar de depender exclusivamente de esos estados de ánimo y seguir adelante realizando lo que tenemos que hacer, con ecuanimidad y desapego.

De esta manera, alcanzaremos un estado de paz y equilibrio únicos.

.

.

Seguí a Lautaro en su cuenta de Instagram

.

.

.

luleå mindful

Creemos que siempre hay una opción, siempre se puede elegir, siempre hay una salida, siempre existe la posibilidad de elegir hacer algo mejor. Tuvimos una visión, queremos mostrártela, queremos que te unas.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu ropa técnica de yoga entrando a nuestra tienda  de indumentaria de yoga online.

Publicado por Lautaro Burket

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0