Publicado el 03/06/2021

Transitar el cambio: la impermanencia

Lautaro Burket aborda el concepto budista de impermanencia, para observar la naturaleza cambiante del mundo (y de nuestra práctica) desde un lugar de transformación.

Existencia e impermanecia

            Es natural a nuestra existencia y a la de todo ser vivo el cambio constante. Pensamientos, ideas, emociones, sentimientos, vínculos, cuerpo, todo se encuentra en constante transformación. La tradición budista explica este fenómeno a través de un concepto: impermanencia. Se trata de percibir conscientemente la condición cambiante de nuestra naturaleza para evitar sufrimientos innecesarios ante la pérdida o modificación de aquello que considerábamos eterno e inmutable.  

           Lidiar con la realidad de la impermanencia puede resultar, en principio, doloroso; tendemos a eternizar los buenos momentos y a negar la aparición de los no tan buenos. Esto tiene que ver con nuestra naturaleza primitiva de seres humanos: diariamente buscamos refugio, alimento, contención, placer, goce. Cuando estos se acaban sentimos su ausencia como una pérdida. Este sentimiento de estar vacíes por dentro nos impide disfrutar lo que sucede en nuestro presente, lo que conseguimos y lo que estamos por conseguir.

El cambio como transformación

Creo que puede resultar provechoso empezar a distinguir esta dinámica de cambio permanente en tanto transformación y no en tanto carencia; de este manera, nos ahorramos el tremendo gasto de energía que implica querer volver a donde estuvimos, tener lo que tuvimos, sentir lo que sentimos.

            Vivenciar más amablemente esta energía de cambio que propone la impermanencia nos permite construir un refugio ante los movimientos, muchas veces inesperados, de la realidad.  Si ya no tenemos que ocuparnos de controlar aquello que no podemos controlar entonces podemos enfocar nuestra atención y energía hacia el presente, el único tiempo que habitamos.

            En la práctica de Ashtanga yoga, el sentido de la impermanencia se materializa de diversas formas; la práctica regular de asanas permite reconocer cambios en nuestro cuerpo, emociones, y estados anímicos, signos que manifiestan el sentido de impermanencia anteriormente mencionado.

            Por otro lado, aunque en Ashtanga yoga realicemos día a día las mismas posturas, una y otra vez, en el mismo orden, y esta rutina, vista desde afuera, parece ser siempre la misma, quienes practicamos alguna vez sabemos que cada vez que nos subimos a un mat la experiencia es única, distinta; esto tiene que ver con una simple razón: cada día somos distintes.

.

.

Seguí a Lautaro en su cuenta de Instagram

.

.

.

luleå mindful

Creemos que siempre hay una opción, siempre se puede elegir, siempre hay una salida, siempre existe la posibilidad de elegir hacer algo mejor. Tuvimos una visión, queremos mostrártela, queremos que te unas.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu ropa técnica de yoga entrando a nuestra tienda  de indumentaria de yoga online.

Publicado por Lautaro Burket

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0