Publicado el 08/04/2021

Yoga, Dolor y Movimiento – parte II

La profe de Yoga, Sabrina Jotta, investiga sobre el dolor en nuestra práctica: Yoga, Dolor y Movimiento, un camino de aprendizaje.

Cómo podes esperar profundizar en las capas del dolor, si aun no abordaste el problema en su origen para poder continuar con lo siguiente? Para abordar las capas del dolor, existen algunos puntos clave que debemos considerar.

Por qué algunos alumnos sienten dolor en las muñecas, por ejemplo, cuando practican yoga? No se supone que el yoga debería hacerles sentir mejor? Por supuesto que sí!! Pero una de las muchas razones por las cuales el alumno puede sentir dolor en las muñecas, es porque no se han preparado para la práctica.

Ejemplo: Girar la muñeca hacia afuera y apoyar en ellas en su rango final puede ser una opción. Esta es una solución pasiva, pero si no trabajamos en la articulación observando su rango de movimiento interno, no construiremos un vínculo neuromuscular fuerte. Es decir, una conexión mente y cuerpo fuerte, para así poder incorporar una demanda externa, que en ese caso seria la práctica de yoga. Sin esto, las articulaciones de las muñecas o cualquier otra articulación en la que el alumno esté sintiendo dolor, va seguir doliendo.

Y qué pasa si no se siente el dolor en la articulación? Si el dolor se pasa en algún otro lugar?

Bueno, ya lo dije y repito que el dolor es algo muy complejo, que existen muchos factores que pueden generarlo, pero en la mayoría de los casos la raíz del dolor proviene de la falta de capacidad interna en las articulaciones.

Tomar medicamentos, hacer masajes, utilizar unguentos, aceites, etc.. puede ofrecernos algún confort y alivio, pero son opciones pasivas que no van solucionar el origen del dolor. Masajear un músculo adolorido, no mejorará el músculo para que se fortalezca y solo brindará un alivio temporal.

Si fortalecemos nuestras articulaciones dentro del rango de movimiento que tenemos disponible, al enfocarnos en el entrenamiento de fuerza interno (movilidad), comenzaremos a mejorar los músculos que están conectados a dicha articulación para que se vuelvan más fuertes, e incluso más eficientes. Accediendo así de manera activa en las capas más profundas del dolor y obteniendo resultados activos.

Y qué pasa en el caso de haberme operado? Qué puedo hacer para volver a tener, por ejemplo, rodillas más fuertes? Todo esto depende, por supuesto. Pero si observamos la razón por la cual se realizó la cirugía en primer lugar, notaremos que a menudo ocurre debido a falta de movimiento.

Cuándo la articulación de la rodilla no obtiene el movimiento para el que fue diseñada, en ese caso comienza a secarse, lo que muchas veces puede causar dolor.

Otro ejemplo pueden ser con los hombros. Qué pasa si tengo dolor en los hombros? Qué puedo hacer para volver a tener hombros más fuertes? Bueno, cuándo existe falta de movimiento en la escápula, queda atrapada y en consecuencia, el hombro queda sobrecargado. Esto muchas veces puede causar dolor o inflamación.

Lo que pasa es que cuándo sentimos dolor, evitamos la presión y el movimiento en esa área, pensando que el descanso ayuda. Hasta cierto punto sí ayuda, pero ojo!! El dolor es una indicación que requiere atención, no evasión.

No se olviden, que el dolor vino de un pedido de ayuda, de una señal del cuerpo diciendo “¡muéveme más!”, “muéveme con consciencia!”, “muéveme de manera mindfullness!”, no “¡necesitas darme un descanso!”, y no hacer los ajustes necesarios para la práctica. Por lo tanto, no siempre el descanso es la mejor opción.

Devolver a la rodilla, o cualquier otra parte del cuerpo al estado en que estaba antes que comenzaran las molestias y el dolor, en lugar de enfocarnos en hacer que la rodilla esté mejor, más fuerte y más resistente para que no tenga que volver a suceder, no es el objetivo que queremos alcanzar. Rehabilitarnos sí! Para que la área dolorida se sienta incluso mejor que antes de la lesión, o la cirugía.

Si al practicar yoga preparamos y movemos el cuerpo de manera consciente y activa, creamos una base de articulaciones fuertes y saludables, impidiendo que el dolor aparezca o permanezca.

Por supuesto que el dolor es más complejo que eso una vez que profundizamos en los problemas, pero lo principal sigue siendo que: el dolor surge cuándo no nos movemos lo suficiente.

Te aseguro que el MOVIMIENTO y la práctica adaptada es el mejor camino.  

A seguir moviendo el cuerpo yoginis!!

.

Por Sabrina Jotta

Texto inspirado en un articulo del yogui Chris Fox, en mis estudios y experiencia personal.

.

Seguila a Sabri en su cuenta de Instagram

.

.

luleå mindful

Creemos que siempre hay una opción, siempre se puede elegir, siempre hay una salida, siempre existe la posibilidad de elegir hacer algo mejor. Tuvimos una visión, queremos mostrártela, queremos que te unas.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu ropa técnica de yoga entrando a nuestra tienda  de indumetaria de yoga online.

Publicado por Sabrina Jotta

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0