Publicado el 09/10/2020

Atención plena: confiá en la señales del universo

Agustina Grandoli, nos invita a observar las señales del universo y dejarnos guiar por nuestra intuición para mantenernos conectadxs con nosotrxs mismxs.

Así como una flor crece o gira simplemente para captar el sol, la vida de cada ser fluye de manera natural, siguiendo un orden. 

De repente aparece alguien en nuestras vidas, nos cruzamos en la calle, y pensamos en la casualidad de ese hecho, sin percatarnos de que ese encuentro ha sucedido por algún fin. Puede ser para enseñarnos algo, para que veamos alguna actitud o simplemente para alejarnos de algo que no era conveniente.

Por otro lado, nosotros también aparecemos en la vida de otros seres, dando ejemplos que aunque no estemos atentos, servirán para transmitir mensajes, acciones o modos de actuar que pueden ser tomados como modelo. 

Parafraseando a Carl Jung: No existen las casualidades, existe la sincronicidad.

La sincronicidad

Es el principio que rige las circunstancias que nos pasan en el momento justo, en la situación perfecta. Cuando sin saber por qué las cosas se resuelven cuando las necesitamos, o nos encontramos con alguien que nos da una respuesta o ayuda. Se trata de la sucesión de acontecimientos en pos de un objetivo marcado, ya sea consciente o inconsciente. 

Con la sincronicidad el universo nos guía, a través de sucesos que van surgiendo en nuestro andar y nos presenta oportunidades. Estar alertas y entender que estamos siendo conducidos, y percibir las señales que se nos vayan presentando. 

El mundo nos otorga las pistas, y podemos optar por seguirlas. Por supuesto que nos guía en el camino que sea conveniente para nosotros, el camino del bien, del amor y hacia la búsqueda de nuestra mayor felicidad. Si prestamos atención todo resultará simple.  

La mejor manera de mantenernos conectados con nosotros mismos, y escuchar nuestra voz interior que nos oriente en el fluir cotidiano, concentrados, es silenciando la mente, calmando la turbulencia de los pensamientos.  

El pranayama como herramienta

Una de las mejores técnicas para mantenernos libres de perturbaciones, es realizando ejercicios de respiración, en la cual tomamos aire por la nariz y luego lo vamos soltando lentamente, y sólo nos mantenemos enfocados en el aire que entra y sale de los pulmones. Esta técnica sirve para relajar tanto la mente como el cuerpo. Si se realiza en un lugar libre de interrupciones externas resultará más beneficioso. Se recomienda estar sentados en el piso, o en una silla si resulta más cómodo. 

Dicha práctica promueve que nuestros sentidos perciban los actos más sutiles. Lo ideal es realizarlo una vez al día, al menos 5 minutos. Cada día podrán agregar 1 o 2 minutos más, y seguramente con el correr de las semanas, el ejercicio resultará más sencillo. 

Muchas veces no solemos ver más allá de nuestros ojos y tenemos las oportunidades al alcance de nuestra mano, pero estamos tan ciegos con las tareas corrientes, que nos parece imposible proponernos alguna meta. Entender que podemos ser conducidos hacia la misma, distinguiendo las señales que nos van surgiendo. 

Luchar por conseguirla, y saber que somos merecedores para obtenerla.  

.

Agus es Lic. en Turismo y profesora de Yoga recibida en la Federación Argentina de Yoga en el año 2010. Desde hace 12 años estudia y da clases y cursos. Actualmente estudia Ayurveda y está redactando su segundo libro.

Seguila en su cuenta de INSTAGRAM @YOGADEENTRECASA

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Agustina Grandoli

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0