Publicado el 05/10/2020

Cómo transformar las heridas en bendiciones

Nuestra embajadora Luleå y profesora de Anusara Yoga, Karina Sauro, nos cuenta a través de su experiencia personal cómo transitar la enfermedad y poder transformar las heridas en bendiciones.

En cada borde o límite de nuestras vidas hay un nuevo umbral de
perspectiva y una puerta por la que podemos caminar y atravesar.

El borde o el punto límite, es un lugar de transformación y
crecimiento. Es donde además, realmente podemos encontrarnos con nosotros mismos
de una manera completamente nueva y descubrir una intimidad cada vez
más profunda.

Cuando somos honestos en el viaje personal, podemos ser capaces de
reconocer nuestro miedo, malestar, enojo, frustración, actitud
defensiva, reactividad y dolor mientras poco a poco despertamos más
íntimamente a nuestro corazón valiente, a nuestro guerrero interno.

Esta es la Alquimia interna del Alma, es el viaje donde transmutamos las
heridas en bendiciones y los demonios en aliados.

Los que hemos atravesado la experiencia del cáncer sabemos por
experiencia propia que de repente estamos invitados o “forzados” a
atravesar el umbral de lo desconocido, de la incertidumbre, incluso la
posibilidad del final. Pero si sabemos entrar en la morada interna de
nuestro propio ser con honestidad podemos sanar las heridas del alma, a
nivel psicológico, emocional e inconsciente que es donde surge
primero la enfermedad y el desbalance. Para luego sanar el cuerpo
físico y así resurgir y renacer como seres más sensitivos, amorosos
y humildes con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

Resignificando nuestra propia vida, relaciones, pasiones, propósitos y
entorno para una vida más auténtica y en sintonía con nuestro
verdadero Ser.

Conectar con la esencia

Desde  la visión de la filosofía tántrica no dual todo esta
interconectado. El mundo material y el mundo esencial son uno.

Cuando vivimos olvidando e ignorando nuestra parte esencial
experimentamos Dukha, (dolor y sufrimiento) nos desconectamos de la
esencia. Hay un anhelo profundo en cada ser humanos por llenar ese vacio
o deseo de volver a la unidad. Tendemos a buscar afuera y por eso nos
enfermamos. Cuando empezamos a reconectamos y recordamos, nos damos la
oportunidad de volver a establecer el orden esencial y asi podemos
sanar y volver al ser.

Honrando nuestro sentir

Un tema importante relacionado al cáncer como enfermedad auto inmune es
aprender a ver cómo nos vinculamos con nuestras emociones.

Las emociones son un aspecto fundamental de nuestras vidas; son una
parte importante de lo que nos hace humanos.

El objetivo no es obligarnos a sentirnos 100% felices todo el tiempo,
sino dejar que todo tipo de emociones, ya sean positivas o negativas,
fluyan dentro, a través y fuera de nosotros, para que nada del pasado
se traslade al presente, y que cada momento pueda ser una oportunidad
para una nueva experiencia emocional.

Las emociones positivas que sanan y que todos deberíamos buscar
experimentar cada día son la felicidad, la alegría y el amor.

El amor es la fuerza sanadora más importante. El amor hacia uno mismo es
un sentimiento que viene de tu interior y que luego proyectas hacia tu
vida. Hay otro tipo de amor que es el que recibís de los demás, de
tu familia, amigos, seres queridos y que también es clave a la hora de
la sanación.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo cuando sentimos emociones positivas?

La ciencia sabe ahora que existe una conexión inmediata y poderosa
entre la mente y el cuerpo. Nuestros sistemas de creencias profundamente
arraigadas nos llevan a sentir emociones, como miedo, estrés, alegría,
que crean explosiones instantáneas de hormonas en nuestros cerebros, y
estas hormonas luego le dicen a nuestros cuerpos qué hacer. Cuando
sentimos miedo o estrés, nuestras hormonas le dicen a las células de
nuestro cuerpo que luchen o huyan.

Cuando sentimos alegría o amor, nuestras hormonas le dicen a nuestros
cuerpos que pasen tiempo reparando células rotas, digiriendo alimentos
y curando infecciones.

Entonces nuestros cuerpos o bien están en modo estrés (lucha o
huida) o en modo sanación, no puede estar en ambos. Para poder
activar el modo de curación del cuerpo, primero debemos desactivar el
modo de lucha o huida, y una forma poderosa de hacerlo es liberar
emociones reprimidas del pasado.

Cuando salimos del modo de lucha o huida, el cuerpo naturalmente
comienza a reparar las células y a curarse a sí mismo. Incluso podemos
acelerar el nivel de curación cuando buscamos entrenarnos para sentir
emociones positivas, como el amor, la alegría y la felicidad. Ya que
estas emociones  positivas son combustible para nuestro sistema
inmunológico.

Haciendo que las glándulas de nuestro cerebro liberen una buena
cantidad de hormonas curativas a nuestro torrente sanguíneo, que
incluyen serotonina, relaxina, oxitocina, dopamina y endorfinas. Todas
estas hormonas instantáneamente se comunican con las células del
cuerpo y responden de diversas maneras.

Por ejemplo:

• Disminución de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y el
cortisol (la hormona del estrés)

• Mejorar la circulación sanguínea

• Profundizar nuestra respiración, lo que lleva más oxígeno a cada
célula.

• Digerir nuestros alimentos más lentamente, lo que ayuda al cuerpo a
absorber más nutrientes.

• Aumenta la actividad de los glóbulos blancos y rojos, lo que ayuda
al sistema inmunitario.

• Aumenta la actividad de las células asesinas naturales, lo que
ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer

 • Elimina cualquier infección

.

“El mayor error en el tratamiento de enfermedades es que hay médicos
para el cuerpo y médicos para el alma, aunque los dos no pueden
separarse.”

-PLATÓN

Karina Anusara Yoga

La Sanación

Elegir un método de sanación es muy íntimo y personal. Cada persona es
un mundo por lo que cada caso es particular.

En mi experiencia personal creo que el abordaje tiene que incluir cuerpo,
mente, emociones y espíritu.

Por lo que no hay un solo método sino varios métodos que acompañen
la sanación en forma completa. Incluyendo psicoterapia, hierbas,
medicina tradicional, medicina china, Reiki yoga, mantras, terapias
holisticas, trabajo con la sombra, meditación, recitación de mantras,
perdón radical entre otras.

Si solo elegimos un método de quimioterapia, por ejemplo, sin conocer
nuestras emociones, ocultar y tratar de entender cuáles fueron los
patrones que hicieron en primera instancia que la enfermedad se
manifestara. A mi entender entonces la sanación no es completa.

Meditar para sanar

Hay estudios que han comprobado que  la meditación produce altos
niveles de melatonina en el cuerpo.

La melatonina es una hormona saludable y necesaria que nos ayuda a
dormir, y una buena noche de sueño es vital para nuestra salud, ya que
es el momento en que el sistema inmune puede reparar y limpiar el
cuerpo.

La práctica de meditación durante solo treinta
minutos al día, durante ocho semanas disminuye la densidad de las áreas
del cerebro asociadas con la ansiedad y el estrés.

Atravesar un cancer es intenso, es fuerte y muy movilizador tanto para
quien lo padece como también para los que acompañan.

Pero si tenemos la valentía de amarnos a nosotros y abordar la
experiencia con humildad y aceptación tenemos una gran oportunidad
de darle un gran giro a nuestras vidas que nos llevara
indefectiblemente a un lugar profundo de amor, verdad y paz que nunca
antes hubiéramos experimentado.

.

 Karina Sauro Primer maestra certificada de Anusara en Argentina

Chequea todos los horarios de 14/7 Vinyasa Yoga acá


luleå mindful

Creemos que siempre hay una opción, siempre se puede elegir, siempre hay una salida, siempre existe la posibilidad de elegir hacer algo mejor. Tuvimos una visión, queremos mostrártela, queremos que te unas.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu ropa técnica de yoga entrando a nuestra tienda  de indumetaria de yoga online.

Publicado por Karina Sauro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0