Publicado el 04/07/2021

Conectá con tu práctica: Abhyasa y Vairagya.

Marianela Ribolzi nos explica dos métodos para detener las fluctuaciones de la mente o vrittis descriptos en los sutras de Patanjali : Abhyasa y Vairagya.

Qué es abhyasa y vairagya

Abhyasa significa práctica repetida y perseverante. Vairagya es traducida como condición mental de no apego o desapego.

Cuando la mente se libera de raga (atracción) y dwesha (repulsión), se llama a ese estado vairagya. Muchos buscadores espirituales tratamos de concentrar la mente sin habernos establecido antes en estos dos conceptos, y sin haber conquistado raga y dwesha. Esto hace que la mente sea muy inestable.

Patanjali dice que abhyasa y vairagya son los medios que se deben dominar primero para explorar con facilidad la meditación.

Sin embargo, vairagya o mayormente conocida como la carencia del deseo, es difícil de practicarla aisladamente sin establecerse en una sadhana consciente. Cuando la mente se vuelve indiferente a los deseos mundanos observados por los sentidos, es posible alcanzar estados sutiles de conciencia. Y es aquí cuando comprendemos que la practica de yoga se convierte en una de las herramientas mas solidas que invita el camino para mantenernos cada vez mas consciente y coherentes.

Es indispensable establecernos en la cualidad del Abhyasa como práctica continuada, como parte de nuestra  naturaleza individual. Se debe enfatizar en la practica, invitándonos a la constancia y la firmeza.

Generar el hábito

Estas cualidades se deben practicar con plena fe, sin interrupciones y de forma sostenida y perdurable en el tiempo. Solo de esta forma nos estableceremos en un estado de conciencia que nos permita disminuir las fluctuaciones propias de nuestra mente.

 Es muy habitual tener mucho entusiasmo cuando recién se comienza, pero después que simplemente vaya disminuyendo. La continuidad requiere de madurez espiritual y el aspirante no debe tener prisa ni afán a los resultados.

La fe se vuelve determinante, nos regala paciencia y energía para continuar con la práctica a pesar de las dificultades de la vida. Es importante que la practica nos conecte con el amor y la bondad. Sentir atracción hacia nuestra sadhana con sinceridad, respeto y devoción.

Vairagya nos invita al equilibrio, la integración, la compasión y amor. Es una gran manifestación de pureza en nuestra mente que nos conduce a la calma. El estado de ananda o felicidad en el practicante sincero de yoga, es condición inmutable de la solidez de su practica, Independientemente de las vicisitudes o circunstancias del afuera, sean agradables o no.

La practica sostenida y el control de nuestro deseos son el camino a la exploración de la verdadera felicidad.

.

Seguila a Marianela en su cuenta de INSTAGRAM

.

.


Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Marianela Ribolzi

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0