Publicado el 29/06/2021

Día del Orgullo LGBTIQ+: Ser libre y dejar ser libres a lxs demás

Sonia German nos cuenta cómo a través del Yoga aprendió a observarse, reconocerse y dejar que se disuelvan los “deber ser”, para poder vivir libremente: Ser libre y dejar ser libres a lxs demás.

Yoga para desaprender y aprenderse

Siempre se nos sugiere a lxs practicantes de yoga que llevemos nuestra práctica del mat a la vida cotidiana, en teoría si podemos tratar con nosotrxs mismxs, podemos lidiar con cualquier cosa que se nos presente en la vida. Pero a veces el día a día puede ser mucho más difícil para quienes pertenecemos a la comunidad LGBTIQ+.

Mediante mi práctica diaria puedo darme cuenta que al intentar entenderme cada vez más, voy encontrando capas y capas de historia e imposiciones heteropatriarcales que la sociedad fue dejando como memorias o traumas en mi mente y cuerpo.

Esto hace las cosas un poco más complejas, porque no alcanza con transformar nuestra manera de pensar, hay que sanar todo un mundo allí afuera. Un mundo hetero, binario y patriarcal que perpetúa violencia y odio hacia lo diversamente raro. Y sí, formo parte de esa mal llamada minoría que es silenciada, oprimida y castigada por sentir, por mostrarse y vivir de una manera diferente a lo establecido como correcto.

Nos enseñaron muchas cosas: lo que está bien y lo que está mal, lo que es lindo y lo que es feo, también lo que tengo que hacer o no para agradar más a los demás, y acá estoy, haciendo yoga para desaprenderme.

A veces siento que me es más fácil pararme en el mat todos los días y encontrarme conmigo misma y mis samskaras, que ver cómo la gente me mira con rechazo porque no se dan cuenta si soy chico o chica. O tener miedo porque camino de la mano con otra mujer, o estar obligada a depilarme los sagrados pelos de mis piernas por si a alguien no le gusta. Y ni hablar de la hegemonía binaria que inunda las publicidades para “vender mejor”: ¿Dónde están las representaciones visuales de otras corporalidades no binarias?

No quiero parecerme a nadie, quiero dejar de ser todo aquello que me dijeron que tengo que ser. Respeto y acepto mi rareza, mi extrañeza, mi no congruencia, mi imagen indescifrable.  

Apliquemos de una vez los principios fundamentales del yoga que tanto sabemos enseñar:

Dejando de violentar al resto y a nosotrxs porque no son o somos lo que pretenden (Ahimsa).

No confundiendo la verdad con el universo de realidades y conceptos individuales que existe en nuestra mente (Satya).

Descansando de todo lo que buscamos ser y tener para encajar en lo correcto (Asteya).

Abandonando la imagen del físico “perfecto” o posturas imposibles, nuestro cuerpo no determina quiénes somos (Aparigraha).

Antes de juzgar a los demás, leamos nuestro libro de vida y revisemos cómo lo estamos escribiendo (Suadhyaya).

Purificando también nuestro intelecto para estar abiertxs y que lo extraño nos nutra (Saucha).

Dejemos que la práctica de yoga sea el camino para disfrutar y dejar disfrutar de nuestra libertad.

.

.

Seguila a Sonia en su cuenta de Instagram

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Sonia German

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0