Publicado el 02/08/2021

El Dharma, una vida con propósito

La profe de Yoga, Agus Grandoli, nos cuenta de qué se trata el dharma, y cómo descubrir nuestro propósito de vida.

Un propósito como guía

Los antiguos sabios de Sivana que habitaban en el Himalaya, transmisores de una sabiduría ancestral, han referido que tenemos un propósito de vida. Se nos han otorgado dones y talentos para poder llevarlo a cabo. Si descubrimos nuestra misión, una armonía interna brotará y nos guiará en el camino para concretarlo. El verdadero propósito de la vida es tener una vida con propósito.

Un faro en la oscuridad nos iluminará en una única dirección (Sharma, 1996). Partiendo de esa premisa, será un desafío encontrar el nuestro, no sólo para sentirnos orgullosos al cumplirlo, sino para alinearnos con nuestro insondable deseo.

El secreto de la felicidad

 En el siglo IV a.C, Aristóteles, uno de los importantes pensadores de la antigua Grecia, postulaba que cada persona motorizaba su voluntad en dirección a un objetivo y, que una vez cumplido, proyectaba otro objetivo. La vida constaba de una cadena de fines y medios hasta alcanzar el fin último, buscado por todos. Ese fin último sería la felicidad o eudemonía (Aristóteles, 1982a).

Desde tiempos remotos se intentó buscar respuestas sobre la obtención de la felicidad, con diversas hipótesis sobre cómo alcanzarla.

Otro antiguo griego, Sócrates (470-399 a.C), pensaba que el secreto de la felicidad no está en aspirar a más sino en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos. Dice Platón: “Para Sócrates la felicidad no viene de recompensas externas o reconocimientos, sino del éxito interno, en donde podemos aprender a apreciar los placeres más simples”.

Estas ideas coinciden con las enseñanzas de la filosofía oriental, con la práctica del yoga y la meditación. La finalidad del yoga es alinearnos con nuestra esencia infinita, encontrar calma, paz, y como consecuencia obtener felicidad y dicha. La meditación mantiene la mente alejada de pensamientos, permite encontrar respuestas y entender cuestiones que, con una vida ajetreada, son difíciles de percibir. A través del yoga nos conectamos con nuestra alma.

Observá tu dharma

Ahora bien, es posible que percibas una falta de motivación en la labor diaria. Si es así, intenta buscar en tus sentimientos el origen de esa actitud. Una de las razones podría deberse a que tu alma se encuentra en un camino distinto del que vino a efectuar. Tu dharma, el objetivo primario, posiblemente permanezca subyacente.

La misión suele ser una fuente de realización interna. Cada persona cuenta con una, que es insustituible e irrepetible. En efecto, la esencia primordial podrá verse debilitada cuando no actuamos conforme a nuestro objetivo superior: el propósito del corazón. Como consecuencia podemos sentir cierto vacío, por eso es importante intentar buscarlo.

.

.

Seguila a Agus en su cuenta de INSTAGRAM @YOGADEENTRECASA

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Agustina Grandoli

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0