Publicado el 05/06/2021

El Yoga y el “progreso”

El profe de Ashtanga Yoga, Cristian Calvo, reflexiona sobre el significado del “progreso” en Yoga, y cuestiona la tendencia a permanecer estancados solo en el aspecto físico de nuestra práctica.

Qué es el “progreso” en Yoga

            Petri Räisänen, un reconocido maestro de Ashtanga que durante las décadas del 90´y 00´estudió con K. Pattabhi Jois, comenta en una entrevista[1] que “en Yoga siempre debería haber progreso”. Con redes sociales estalladas de cuentas con cuerpos perfectos y posturas avanzadas, creo conveniente reflexionar un poco sobre la cuestión.

            Petri no se refiere a un “progreso” (lo pongo siempre entre comillas para no quedar pegados y limitados por la palabra) lineal, cronológico, racional, medible.

            Sí, a veces es medible y visible en el cuerpo. Pero encasillar que todo “progreso” debe y tiene que ser primordialmente físico nos demuestra la estrechez mental en la que tal vez podamos caer. De acá se deduce que de pronto nos veamos súper “estancados”, “que no progresamos”, etc.

            A la par de una “linealidad” en nuestra práctica, es decir, un eje horizontal, el Yoga solo empieza a efectuar como tal en la medida que se abre el eje vertical: hacia adentro y hacia arriba.

            El “progreso” se habilita así a todos los aspectos de la vida.

            Una lectura rápida y superficial de una lesión nos lleva a encapricharnos y lamentarnos (¡no puedo hacer lo que hacía!), lo que también es natural en la mente. Pero por otro lado, en el contexto de la lesión se abre también la posibilidad de un “progreso” otro, distinto, que opera en una dimensión diferente. Quizá se sofistique y sutilice nuestra percepción corporal, respiratoria y emocional, quizá veamos las limitaciones anteriores en cuanto a cómo vemos la práctica o podamos observar, día a día, como la “lesión” o el “dolor” evoluciona a su propio tiempo.

Ser y sentirse

            La forma en que prestamos atención a los demás, observar deliberadamente nuestras tendencias egoístas, reacciones, etc., que solo traerían sufrimiento y elegir, con consciencia, qué palabras decir, qué acción llevar adelante, son otras maneras en las que podemos experimentar el “progreso”.

Con la práctica es posible que se dé una apertura a la experiencia en la que el concepto mismo de “progreso” (tengamos en cuenta eso, es un concepto) se vuelve innecesario, un peso, un nudo de la mente que solo busca gratificación y nos culpabiliza. Experimentar, ser y sentirse en una práctica sin que haya tan siquiera una sombra de la idea de “progresar”…ahí tal vez la mente por fin deje de moverse hacia adelante y hacia atrás, definirnos en función de imágenes y conceptos claramente estereotipados y hegemónicos y de identificarnos con cómo se ve o no el cuerpo que habitamos.   


[1] https://www.youtube.com/watch?v=N1padlCCoko “There should be constant progress in Yoga”, la entrevista está en inglés.

.

.

Cris es profe de Ashtanga Yoga y tiene su propio estudio en la ciudad de Mar del Plata. Entra acá a conocer sus horarios. Además da clases en 14/7 Vinyasa Yoga, el estudio de luleå en su nave nodriza, luleamothership.

.

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Cristian Calvo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0