Publicado el 25/11/2020

Emociones: la herramienta de nuestra respiración

Te invito a dedicarle algo de tiempo y atención a la respiración y al respirar conscientemente. ¿Te entusiasma la idea?.

Explorá tu respiración

Te propongo que a medida que avanzas con la lectura, vacíes tus pulmones e inspires pausado y profundo sintiendo sencillamente tu respiración. Cada inspiración y exhalación, ¿puedes percibir cómo ambos se fusionan?. Sentí tu abdomen, tu pecho, relaja el rostro ¿qué sucede?; ¿Te llenas, te vacías, te expandes? ¿Con qué conectas ?; ¿Dónde están tus pensamientos?.

Como tantos tesoros en la vida, la respiración es un regalo de la existencia. Respiramos desde que venimos a la vida tanto es así que respirar es uno de los tantos “bienes preciados” concedidos al nacer. Respirar es fuerza vital, nos conecta con la vida misma. A cada inspiración podemos renacer, expandirnos,  nutrirnos de aliento vital, inspirar es un SI a la vida.

Por el contrario, cada exhalación es soltar y despojarnos. Cuando exhalo libero tensiones, aire residual, algo desecho, algo muere. Se dice que al dejar nuestro cuerpo físico haremos nuestra última exhalación.

Respiración y emociones

Ahora bien, mayormente respiramos de manera espontánea, natural, automática, inconsciente porque respirar es una función vital. Sin embargo, vale tener en cuenta que la manera en que respiramos puede incidir en nuestra vida positiva o negativamente. Pensemos por ejemplo, ¿Cómo se altera nuestra respiración al hacer esfuerzo físico –  al subir una escalera, bailar, correr. O, ¿qué nos pasa frente a emociones y estados anímicos?.

Cómo respiro si estoy eufórico o enojado, ¿libero la respiración bruscamente?. Y si estoy asustado, ¿retengo la respiración?. Al estar triste, ¿suspiro?, y cuando me siento estresado, ¿la respiración se torna agitada y en general superficial?. ¿Qué me pasa?; ¿Cómo respiro frente a la computadora o al dormir?.

La relación entre la respiración y el estado emocional/anímico es evidente, por ende si logramos estar atentos y usar la respiración a nuestro favor y de manera consciente, posiblemente logremos conectar mejor con emociones y sentimientos que afloren, y actuar de manera más equilibrada y armoniosa.

Respirar en Yoga

 En Yoga, mediante la ciencia del pranayama, ponemos en práctica  el control de la respiración, el estar atentos y presentes al cómo respirar. Si bien la respiración es una función vital la podemos controlar, gestionar al practicar distintos pranayamas, cada uno con su técnica y finalidad, a favor de nuestro bienestar y calidad de vida.

¿Puedes descubrir y vivenciar en tu práctica de pranayamas cuáles son tus experiencias y beneficios?

Para concluir, destaco que respirar conscientemente nos puede ayudar en situaciones desafiantes a lograr experimentar paz interior más allá de lo que acontezca. Podemos adquirir equilibrio a nivel energético y una mente más alerta, clara y despejada para tomar decisiones ya que “estamos más presentes” en el momento presente.

El maestro Zen y activista de la paz Thich Nhat Hanh nos dice: “Respira y aporta paz a tu cuerpo” –  a lo que agregaría “Respira y aporta paz a tu SER total, completo, perfecto, divino y sin mezquindad”.

Todo mi cariño y respeto,

Namaste

Ludmila.

.

Email de contacto: enyoga@semdixgroup.com

Celular: +54 387 5 242547

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Seguínos en nuestra cuenta de Instagram

Publicado por Ludmila Ugarte

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0