Publicado el 29/10/2020

Empoderáte: transformá tus ideas y creá tu realidad

Muchos creen que la realidad que vivimos es nuestra ÚNICA realidad, y es la que nos tocó. Que la misma no puede ser modificada. No vemos ni creemos que haya opciones para actuar de manera diferente. Siempre procedemos igual, y ese es nuestro modelo a seguir.  

Muchas personas interpretan que lo que nos pasa viene desde afuera a nuestra vida, como si este fuera “mi único camino”, y no pudiese revertirlo. “No existe manera de alterar las circunstancias”, “ese es tu destino”, he oído de manera recurrente. 

Sin embargo, la realidad surge desde adentro hacia afuera. La existencia es creada en nuestro pensamiento. Al pensar en una cosa, posibilitas que eso se convierta en algo concreto. Al reflexionar siempre de manera similar, nuestra vida no se verá modificada, no habrá lugar al cambio.  

¿Qué pasaría si transformáramos nuestras ideas? 

 Posiblemente nuestro entorno se podría alterar o bien provocar sucesos novedosos. Los antiguos yoguis han dejado el legado en algunos escritos acerca de nuestras conductas recurrentes. Analizaron la conciencia y cómo nos desenvolvemos frente a una circunstancia que se nos presenta. 

Explicaban que frente a una situación, lo que hacemos es evaluar cada sensación que surge, cada pensamiento que tenemos. De esa manera, casi inconsciente, procedemos a calificar en: agradable, desagradable o neutro.  

La conciencia evalúa cada momento con una calificación: atracción (si le parece positiva), aversión (si por el contrario le parece negativa), o neutra; y con esos resultados es como pasamos a la ACCIÓN/REACCIÓN. 

Frente a una situación repetida, la calificación es siempre la misma. Si algo nos molesta, lo calificamos con aversión inmediatamente, sin analizarlo. Pero: ¿por qué calificamos como negativa esa situación? Quizás en el pasado nos pareció desagradable alguna cuestión similar, y ¿por qué tiene que ser de la misma manera hoy?. Esto es porque nuestra conciencia vuelve a calificar como aprendió antiguamente.

Los yoguis descubrieron que el impulso se puede desvincular de la calificación y de la reacción, estando atentos a liberarnos de la conducta forzada, impulsiva. Esto nos exige que estemos familiarizados con el modo en que surgen los pensamientos, los sentimientos y la experiencia. Debemos intentar interrumpir esas cadenas de pensamientos reactivos de la mente.

Así dejamos de comportarnos bajo el impulso que nos condiciona, a proceder como en el pasado, y podemos modificar nuestro carácter.

La realidad no es una, hay infinidad de alternativas para crear tu existencia. Es flexible, y cada uno genera su futuro con sus actitudes.  

Estimo positivo examinar cada día, ver si lo que estamos transitando es realmente lo que deseamos, y operar en consecuencia para modificarla si fuera necesario. Procurar salir del circuito cerrado de nuestras rutinas, que generan siempre patrones de conducta iguales.  Abrir nuestras mentes, crear nuevas y mejores circunstancias.

Inventar el mundo que hayamos soñado, solo es cuestión de saber que podemos tener el control, y estar alertas a las oportunidades que se nos presentan. 

.

.

Seguila a Agus en su cuenta de INSTAGRAM @YOGADEENTRECASA

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

.

Publicado por Agustina Grandoli

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0