Publicado el 27/10/2020

Soltá el miedo: animáte a hacer un cambio

Nunca estamos del todo listos para los grandes cambios. Y eso está bien. Suponer que podemos estar listos se contradice con lo que significa un gran cambio. Un gran cambio viene a desafiarnos, a ponernos a prueba, a enseñarnos cosas nuevas, perspectivas nuevas. Pero sin embargo para esos grandes cambios, para esas grandes decisiones, sentimos que necesitamos “estar listos” de antemano. O por lo menos yo.

La cantidad de veces que me creo una lista mental de todo lo que tiene que pasar para que yo finalmente haga X cosa, es enorme. Esa lista mental de ítems que cuánto más completa, más larga se hace. Es como el conejo que corre detrás de una zanahoria suspendida en el aire por él mismo.

Y me doy cuenta: esa lista no existe.

No NECESITO realmente cumplir con todos los ítems de la lista para poder hacer eso que tengo ganas de hacer pero me muero de miedo. Nunca nunca nunca la situación es perfecta. Nunca puedo controlar todo (nada, en realidad).

“Ah si, voy a renunciar cuando tenga otro trabajo bajo el brazo en el que me paguen igual o más.”

“Sisi, voy a tener un hijo cuando todo a mi alrededor esté estable.”

“Si, me voy a mudar de país cuando aprenda el idioma bien , y aparte acá justo alguien que es conocido me quiera alquilar la casa.”

“Voy a viajar por el mundo cuando tenga tiempo y plata.”

“Voy a decirle lo que siento cuando…” ¿Cuándo que?.

Si, obvio, siempre hay cosas a considerar antes de tomar una gran decisión. Pero la lista eterna de condiciones para que suceda, eso, existe solo en la cabeza. Esa es la mente. Con sus miedos. Esos miedos que nos frenan frente al cambio.

Y si, cuánto más grande es el cambio, más miedo se siente.

Qué necesito entonces para animarme a hacer un cambio, tomar una decisión importante? Necesito tener la capacidad de procesar ese cambio, de atravesar emocionalmente lo que ese cambio o esa decisión significa. Necesito poder tener una inteligencia emocional que me permita crecer a partir de ese momento y no cerrarme. No guardarme en el cuerpo emociones que no puedo digerir, emociones que no puedo procesar, que no se como hacerlas fluir. Porque voy a atravesar emociones fuertes. Esas vienen con cualquier cambio profundo y ahí es donde debo profundizar. En todo caso es en ese exacto lugar en donde NECESITO estar a la altura.

Y cómo trabajo eso? Lo puedo trabajar desde tanto lugares! Yoga, alimentación, danzas, respiraciones conscientes, uso de aceites esenciales, terapias. Todas ellas son herramientas que me permiten estar en contacto con mis emociones, me permiten moverlas, sacarlas del estancamiento, me permiten procesarlas.

En esta postura, la de la foto, Baddha Padmasana, hay que tomarse los dedos de los pies, cruzando los brazos por detrás de la espalda.

Llegar a ese punto es sólo el primer paso (y este primer paso no es nada fácil. En mi caso fueron años y años de práctica). Es como el momento en el que tomas la decisión. La gran decisión. Pero después te tenés que plegar hacia adelante y tocar el piso con la cara sin soltar el agarre de las manos y los pies.

Y ahí?

Ah, ahí se sueltan las manos de los pies. Algo que no pensé que fuera a ocurrir después de finalmente haber llegado a agarrarmelos en primer lugar.

Van a pasar cosas inesperadas después de tomar una decisión grande? Si.

Haber cumplido con toda la lista de condiciones va a evitar que esas eventualidades inesperadas sucedan? No.

Nada.

No controlamos NADA.

Cuando finalmente parece que estamos en el momento de hacer ese cambio, y tenemos todo lo nuestro “controlado” sucede algo en nuestro entorno, a algún conocido que nos afecta, sucede algo en el país, algo, no importa. Algo siempre sucede.

Entonces, que estoy esperando para tomar esa gran decisión?

.

Seguila a Mar García en su cuenta de INSTAGRAM

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Martina García

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0