Publicado el 21/01/2021

Soy equilibrio, soy aprendizaje

Como hemos mencionado en artículo anterior, el Equilibrio es la habilidad de mantener el centro de gravedad del cuerpo en una base de apoyo.

Esto mismo nos permite:

  • Percibir movimiento
  • Identificar la orientación de la gravedad
  • Determinar la dirección y velocidad del movimiento
  • Realizar los ajustes posturales y la estabilidad

El equilibrio se logra y mantiene mediante:

La Función Vestibular: regula el equilibrio, trabaja con la propioceptividad. Se ubica en el oído interno y es en gran parte el responsable de nuestra estabilidad y equilibrio.

El Sistema Vestibular: es un órgano sensorial muy implicado en la percepción de movimiento del cuerpo y determina la postura, el equilibrio, y la coordinación.

La Propioceptividad: son las células que están ubicadas en las terminales nerviosas, músculos, ligamentos, tendones, articulaciones. Nos brindan información de cómo está el cuerpo en el espacio y la ubicación de los segmentos corporales entre sí.

La Visión: es la que controla el movimiento. A partir de la visión coordinamos nuestro movimiento a través de:

La Coordinación Visio- Motriz: la coordinación es dinámico global, hay desplazamiento total del cuerpo. Ejemplo: Danzar, caminar, correr.

La Coordinación Óculo – Manual: no hay desplazamiento del cuerpo total de la persona. Ejemplo: tocarse la mejilla, dibujar, pintar.

Te propongo realizar un ejercicio para seguir trabajado el equilibrio y así mismo  generar apertura al aprendizaje:

Vamos a recostarnos en el suelo de manera horizontal. Nuestro cuerpo va a tomar la forma de un palito.

Cerramos los ojos y hacemos tres reparaciones.

Respiro: Inhalo – Retengo – Exhalo

Otra vez…

Inhalo – Retengo – Exhalo

Y una vez más…

Inhalo – Retengo – Exhalo.

Vamos a percibir como esta nuestro cuerpo, como nos sentimos.

Ahora bien, con el brazo derecho, vamos a levantarlo en dirección  al cielo, de manera vertical, mientras que el resto del cuerpo está en estado de reposo, en el suelo.

Luego levantamos la pierna izquierda, en dirección al cielo y realizamos el ejercicio a la par de que se levanta el brazo derecho. Ambas se elevan hacia el cielo (se realiza este movimiento con el brazo y la pierna, “cruzada”)

Una vez más …

Y otra vez…

Descanso.

Ahora cambiamos de brazo, vamos con el izquierdo y repetir la acción, se levanta el brazo en dirección al cielo y de manera vertical.

Continuamos  acompañando el brazo izquierdo con la incorporación de la pierna derecha.

Repetimos el movimiento dos veces más.

Descanso.

Por último, levantamos ambos brazos y piernas al mismo tiempo.

Dos veces más repetimos el movimiento.

Vamos…la última.

Cerramos los ojos.

Descanso.

Respiramos.

.

.

Seguila a Steffi en su cuenta de INSTAGRAM

.

.

luleå mindful

Creemos que siempre hay una opción, siempre se puede elegir, siempre hay una salida, siempre existe la posibilidad de elegir hacer algo mejor. Tuvimos una visión, queremos mostrártela, queremos que te unas.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu ropa técnica de yoga entrando a nuestra tienda  de indumentaria de yoga online.

Publicado por Stefania Bratin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0