Publicado el 20/11/2020

Yoga para combatir la ansiedad

La profe de Yoga, Agus Grandoli, nos deja tips y ejercicios para bajar la ansiedad a través de nuestra práctica.

Ir al origen

Es imprescindible en la vida ir siempre al origen de cualquier enfermedad o desequilibrio que surja. Tener en cuenta que siempre aparece para decirnos algo que posiblemente hasta ese momento no habíamos podido comprender. Por eso la frase de “ir al origen” refiriendo a aquello que causó un problema. Mirar hacia el centro y percibir nuestros sentimientos.

Una emoción recurrente y frecuente es la ansiedad, la misma deviene de un temor sin motivo. La persona que la padece vive a la espera de un supuesto peligro inminente. Dicha emoción dificulta a la persona a vivir en el momento presente, constantemente proyectando un futuro incierto y turbulento. La preocupación es constante. Puede que imagine situaciones que seguramente ni ocurran. Se mantiene al acecho.

Sin embargo, es importante tomar consciencia cuando permanecemos en esas situaciones de ansiedad, saber que es nuestra imaginación la que toma el poder, que nos impide vivir en armonía y paz.

Tratar de abstraerse de esos pensamientos, percibir nuestra intuición que sabrá guiarnos hacia nuestras metas.

Yoga para ansiosos

El yoga ayuda a aliviar la ansiedad mediante ejercicios de relajación. A su vez, practicando asanas o posturas que relajan el sistema nervioso parasimpático que nos relaja. Por añadidura el yoga aporta un marcado aumento en los estados anímicos positivos.

El yoga es un tratamiento natural, eficaz para los trastornos de ansiedad y depresión. La practica diaria, la respiración, meditación es esencial para sobrellevar las patologías mencionadas.

El yoga intensifica y reequilibra las hormonas del cuerpo. El enfoque mental en las posturas, combinado con la respiración, no solo ayuda a detener el pensamiento obsesivo destructivo, sino también entrena la mente para alcanzar la calma.

En este sentido, realizar una serie de respiraciones profundas, inhalando por la nariz e inflando el vientre, y exhalando por la nariz mientras vamos metiendo el ombligo, estabilizarán la mente.

Dejo aquí una postura para calmar que puede realizarse en la relajación o en medio de una clase entre posturas más activas.

Postura del niño:

Es una postura de relajación. En esta posición la columna se dobla hacia delante 110 grados, lo que proporciona un excelente contra estiramiento cuando se ha realizado una postura con la columna doblada hacia atrás en la posición anterior.

Armado:

  1. Posición sentada, con las rodillas dobladas y apoyando los empeines en el suelo.
  2. Inclinarse hacia adelante hasta apoyar la frente en el suelo.
  3. Estirar las manos hacia adelante.
  4. Mantengo la postura inhalando y exhalando.

Beneficios:

  • Relaja la columna.
  • Estira las vértebras lumbares.
  • Alivia los pies cansados.
  • Reduce el cansancio.
  • Ayuda a aliviar el estrés y la fatiga.

Contraindicaciones:

  • Diarrea.
  • Embarazo.
  • Lesión en la rodilla.

.

Seguila a Agus en su cuenta de INSTAGRAM @YOGADEENTRECASA

.

.

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

Publicado por Agustina Grandoli

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0