Publicado el 12/03/2021

#8M: Nuestro papel como mujeres en el mundo del Yoga


La profe de Yoga, Sol de Fazio, hace un repaso histórico sobre la revolución de las mujeres en el mundo del Yoga
.

Cómo muches sabemos, en la antigüedad el yoga era enseñado por hombres y para hombres, las mujeres no podían asistir a las clases ni aprender la disciplina. Por ejemplo, en los antiguos textos siempre se nombra al practicante como sadhaka– masculino-. 

Estas cuestiones no solo ocurrían en el mundo Yogui, sino también en muchísimos aspectos socios culturales. La práctica no iba a quedarse atrás.

Partamos desde la figura del hombre como superioridad. Siempre fueron “los maestros”, y se les ha rendido culto y respeto por sobre todas las cosas. De hecho aún hay personas que lo sienten así.

¿Por qué ese lugar de superioridad es de los hombres y no de las mujeres? 

Desde un aspecto social y cultural la mujer nunca estuvo en un lugar de “poder”. En las ocasiones en que logramos estarlo fue una “revolución”, y generalmente fueron mujeres muy cuestionadas y odiadas, ya que salirse de la norma del deber ser como mujeres lo han descrito como eso, como algo que revoluciona las normativas. 

Pero, por otro lado, siento que está bueno también que lo llamemos revolucionario, si es esa la palabra que nos llevaría a romper las estructuras de ahí en adelante. 

Hoy en día la mayoría de las maestras, profesoras, practicantes De Yoga somos mujeres. ¿Cómo llegamos a eso?. Deconstruyendo la idea de que solo los hombres tenían que ser los maestros, dando pequeños pasos que nos acercaran a hacer y ser lo que queríamos. 

Empezó una mujer hace muchísimos años atravesando lo que podían llegar a decirle, arriesgándose al maltrato y a muchas cosas más. Esa mujer empezó a propagar la disciplina y cada vez fuimos más y más hasta ser la mayoría. El mundo Yogui si que es un terreno ganado para nosotras. Y si, empezó con la palabra “revolución”. 

Me gusta pensar que aparte de haber ganado estas batallas, estamos cada día más conscientes de que aun tenemos muchas estructuras que romper, muchos miedos que atravesar y a muchas mujeres que salvar. 

Los abusos y la violencia por parte de los “maestros” espirituales hombres sigue existiendo. Pero como siempre fuimos y seremos revolucionarias, hemos salido a esclarecer lo sucedido, nos hemos animado, nos hemos arriesgado una vez más. 

Un mundo feminista se construye desde las deconstrucciones por más que nos cueste, por más que tengamos que salir a gritar una y otra vez. Por más que el miedo muchas veces nos paralice y que nos digan que las Yoguis mujeres no podemos pelear por nada, y tenemos que quedarnos tranquilas porque “somos yoguis”. 

Las yoguis vamos a pelear por nuestros derechos como en cualquier área de la vida. Yoga y feminismo si van de la mano, y hoy más que nunca. 

.

Seguí a Sol en su cuenta de instagram

Para leer otros posts de Soclick acá!

.

.

.

Entrá a nuestra tienda virtual para adquirir tu ropa técnica de yoga de luleåmindful

Publicado por Sol De Fazio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0