Publicado el 17/07/2020

Ahimsa: las formas de la no-violencia

Sol de Fazio nos invita a reflexionar sobre el término AHIMSA en todas sus formas.

 

Ahimsa quiere decir “no violencia” en el mundo yogui.  No ser violentos con unx ni con el mundo en general. No hacer daño a ningún ser sintiente. 

Muchas veces pasa que las personas que no están en la misma que nosotrxs ven al mundo del Yoga como un lugar mágico e impoluto. Suelen denominarnos como “gente zen” o nos catalogan como personas que no se enojan nunca, que no responden, que vivimos siempre en la PAZ absoluta. 

Empezaría por preguntarnos a nosotres mismes, dónde queda Ahimsa si siempre intentamos callar lo que realmente pensamos más allá de seguir una filosofía de vida?

Porque muchas veces dudamos y seguro a vos también pensaste que deberías ser una persona llena de paz en todo momento. Si habremos escuchado la típica frase: “mira, se hace el/la Yogui y mira cómo responde” o “mira el carácter que tiene el/la yogui!” Y solemos enojarnos más al escucharlo, no? 

Es normal que nos suceda! Si no, seríamos todes reencarnaciones de Seres perfectos. 

El lado real es que, somos seres humanes intentando ser mejores a través de un camino espiritual elegido. En este camino hay caídas, golpes, dolores, equivocaciones como en la vida misma, claro. Y ese contraste hace que podamos ver, observar e intentar ser más amables cuando toca cuidar nuestra energía y defendernos. 

 

Las formas de Ahimsa

 

La violencia no debe mostrarse en ninguna forma. Y dejarnos pasar por encima en un montón de situaciones por el hecho de vivir un camino espiritual es violentarnos. Aunque cueste mucho creerlo. No por quedarte calladx sos menos Yogui. No por defenderte sos menos Yogui. No por no decir lo que pensas sos menos Yogui. 

Está bien responder y reaccionar cuándo no nos gusta algo. Está bien decir no. Y hasta tal vez enojarse y que el otrx lo sepa. 

Vamos estar aplicando Ahimsa si todo eso lo intentamos hacer con el mayor respeto posible al el otre, intentando ser amables, sin herir, haciéndonos amigues de la comprensión. Pero no serlo con nosotres es, de alguna manera, permitinos que nos violenten. 

Cuándo elegimos preservar nuestra energía física y espiritual estamos cuidándonos. ¿Hay acto de amor más grande? 

No confundamos Yoga y Ahimsa con sumisión ni debilidad. 

Somxs fuertes, sin combatir. 

Nos defendemos, sin golpear. 

Nos hacemos escuchar, sin gritar. 

Mostramos lo que pensamos, sin imponer. 

De eso se trata… 

De amorosamente, y conscientemente, hacer valer tu voz   

 

 

Seguila a Sol de Fazio en INSTAGRAM

Si querés leer más publicaciones de Sol click acá!

 


 

Para saber más sobre nosotros entrá a luleamindful. Compra tu indumentaria de yoga entrando a nuestra tienda  de ropa de yoga online.

 

Publicado por Sol De Fazio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0